No oyes ladrar a los perros de Juan Rulfo

Juan Rulfo

¡Hola a todos y todas!

Eso es mi cuento favorito en todo el mundo…¡estoy emocionada para compartirlo con ustedes! Como dije en mi entrada sobre mi inspiración del blog, me encanta la idea de cuentos como enseñadores de lecciones importantes. No oyes ladrar a los perros es difícil de entender al principio pero tenemos claridad del situación entre algunos párrafos. En caso de que algunos de ustedes no entiendan bien que está pasando en el cuento, voy a usar imágenes para clarificar algunos puntos esenciales.

Sobre el autor

Aquí tengo el enlace al cuento No oyes ladrar a los perrosAprendí sobre Juan Rulfo en Cuernavaca y es interesante porque él fue oriundo de Jalisco, México. Nació en 1917 y a pesar de ser uno de los autores más prolíficos de México, solamente publicó dos libros: Pedro Páramo (el más conocido) y El llano en llamas. Entonces, ¡vamos adelante con nuestra interpretación del No oyes ladrar a los perros.

Pedro Páramo de Juan Rulfo

Al principio, el lector ve que hay dos hombres y uno está sentado en los hombros del otro. Aunque en este momento no estamos seguro porque hay un hombre en los hombros del otro. Después de algunos frases, aprendemos que el hombre que está sentado en los hombros del otro es el hijo. El hijo es Ignacio y su padre está llevando Ignacio a un ciudad que se llama Tonaya (la ciudad que tiene el médico). El padre preguntó a Ignacio que si él escuchó ladrar de los perros porque es un señal que ellos son cerca de Tonaya.

Quiero discutir el uso de la palabra “cuerpo” en la frase, “Aunque se le doblaban las piernas, no quería sentarse, porque después no hubiera podido levantar el cuerpo de su hijo, al que allá atrás, horas antes, le habían ayudado a echárselo a la espalda.” El uso de “cuerpo” es interesante porque en mi opinión, es una palabra para un cuerpo muerto. El primero vez en que yo leí este cuento, mi opinión es que el padre está llevado el cuerpo muerto de su hijo a la ciudad de Tonaya. Hay varias interpretaciones del uso de “cuerpo.” Por ejemplo, mi maestra no pensó que Ignacio está muerto en este parte.

Ignacio y su padre

Es posible que todos la conversaciones después del uso de cuerpo fueron con Ignacio muerto y su padre. En este teoría, el padre de Ignacio no quiere afrontar la verdad que su hijo está muerto y él imagina las respuestas de Ignacio. Pero al fin es la parte más triste. Leemos que en el fin, después de su padre realiza que él esta muerto, el padre oyó que los perros están ladrando. Durante el viaje a Tonaya, aprendemos que Ignacio es un borracho y su padre le rescató porque Ignacio tiene heridos graves. El doctor vive en Tonaya y el viaje es que el doctor puede tratar los heridos de Ignacio. Su padre quiere ayudarle solo porque haga una promesa a su madre después de muerte ella. La promesa que el padre va a ayudar su hijo a pesar de la vergüenza de tener un hijo borracho.

Entonces, ¿qué piensas tú? ¿Piensas que Ignacio está muerto antes de llegada al Tonaya? ¿Es posible que el padre de Ignacio imagine todas las conversaciones con su hijo?

 

Imagen de Juan Rulfo

Información de Juan Rulfo

Imagen de Ignacio y su padre

Imagen del libro Pedro Páramo



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *